Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

Sígueme en la
s redes sociales
  


   









155, elecciones, 155.





Hoy, 7 de noviembre de 2017 es el último día para que los partidos políticos decidan sus candidaturas y resuelvan si se presentan como una gran coalición o por el contrario lo hagan de forma independiente, como partidos políticos.

La visión de estas elecciones es diferente según se trate del frente unionista, o de los partidarios de la independencia de Catalunya.

Los unionistas lo tienen claro: tras la implantación por la fuerza del artículo 155 es la única forma de restablecer lo que ellos llaman “el orden y la ley” un orden y ley que a mi entender siempre ha existido en Catalunya, solamente que no era el “orden y ley” que ellos deseaban o que les favorecía para sus intereses.
El frente unionista encara las elecciones como una oportunidad factible de conseguir la presidencia de la Generalitat. Una presidencia que son conscientes de que nunca conseguirían en una situación normal en Catalunya. Que el seĖor Albiol o la seĖora Arrimadas se hayan “auto erigido” ya como futuros presidentes, no solamente resulta curioso, también cómico.
No se puede negar que la situación creada en Catalunya de mano del PP y Cęs y el apoyo incondicional del PSOE- PSC les ha venido como anillo al dedo.

El frente independentista puede actuar de diversas formas ante esta situación:
Una de ellas es no aceptar estas elecciones como legítimas, mantenerse en la afirmación de que el único gobierno legal es el que Mariano Rajoy ha cesado con la aplicación del 155 y no presentarse a ellas. Una situación así desde mi punto de vista no desencallará el problema y lo convertirá en crónico hasta que termine de ser aplastado por unas elecciones que nos guste o no se van a producir y que pueden terminar por colocar en la butaca del President a alguien que termine por liquidar las instituciones catalanas o por lo menos a limitarlas al máximo posible. Desde mi opinión sería un craso error no presentarse a las elecciones.

Está claro que la mayoría independentista quiere presentarse a ellas. Y lo quiere hacer para ganar, con la intención de que el independentismo arrase con una mayoría mucho mas amplia que la de las elecciones pasadas.
Pero, ņcuál es la forma correcta de hacerlo?
 PDCAT es partidaria de una lista unitaria, conjunta con Esquerra Republicana, una reedición de Junts Pel Si (JxS), por el contrario, ERC solamente sería partidaria de una lista unitaria en el caso de que también incluyera a la CUP.
Sin duda la polémica está servida, pero esta vez cuenta con en tiempo en su contra. Hoy es el ultimo día para presentarse y no se pueden cometer errores.

Independientemente de las formulas políticas con las que se presente cada opción, quizás lo mas importante es plantearse con que garantías democráticas contarán: ņSe retirarán las fuerzas de seguridad enviadas por Madrid que muchos ven como una amenaza opresora? ņSe llevará el recuento de los votos por empresas internacionales e independientes? Y lo mas importante: ņSe respetará un nuevo gobierno de carácter independentista? ņSe volverá a aplicar por la fuerza el artículo 155 hasta que haya unas elecciones que “convenzan” o sean del agrado de Mariano Rajoy.

ņSon realmente democráticas unas elecciones que ya de antemano ponen de manifiesto que no se aceptará un nuevo Govern independentista?

Demasiadas preguntas para un proceso de convocatoria electoral de dudosa legalidad y garantías democráticas.

Lo que está claro es la necesidad de la unidad del llamado frente independentista para salvaguardar las instituciones catalanas y una posible república.

La unión (aunque sea por separado) hace la fuerza.