Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto


Sígueme en las redes sociales
  


   

Albert Sabater Pla







Elecciones 21 de diciembre.





No se puede negar que el tema “está que arde”en lo que se refiere a la relación de Catalunya con EspaĖa. The Financial Times ha llegado a referirse a ello como “un desafío mayor que el Brexit” (Nació Digital).
Parece que el “tema interno” ya no es tan interno como EspaĖa deseaba aparentar y que recibe más apoyos de los que el ejecutivo esperaba, aunque continúan intentando encubrirlo todo, callar bocas externas y controlar opiniones disidentes de la suya propia.

Que estas elecciones no se van a desarrollar en un ambiente normal, con una legalidad insólita, presos políticos, y una sobre necesidad de agentes policiales es innegable. No van a ser unas elecciones como las de siempre por mucho que desde Madrid intenten vendernos normalidad. Catalunya es un país ocupado, legal o ilegalmente, pero está ocupado por unas fuerzas políticas, policiales y militares que le son ajenas, y en ello no puede haber normalidad.
Ni normalidad ni imparcialidad. En todo caso “anomalía” y excepcionalidad de la normalidad, una Pseudo-normalidad impuesta por la imposición del artículo 155 respaldado por el PP, PSOE y Cęs.

En mi opinión las elecciones del 21 de diciembre son ilegales e ilegítimas. El único que puede convocar elecciones al Parlament de Catalunya es el President de la Generalitat, que debe disolver el Parlament, y luego convocar elecciones. Este es el procedimiento legal amparado en el Estatut de Autonomía de Catalunya, el cual así mismo está respaldado (o debería) por la Constitución EspaĖola y las leyes europeas.
La aplicación del artículo 155 tal y como la ha planteado el Partido Popular tira por tierra esta argumentación legal. Ante ello ya se han levantado letrados que han puesto el grito en el cielo por la ilegalidad que ello supone y por el daĖo producido mas que la reparación que de ello se espera.

Sea como sea, las elecciones parece que se van a llevar a cabo.  Y sin duda alguna será bajo la atenta mirada del mundo entero. Una jugada maestra mas del MHP Puigdemónt, que al acudir a Bruselas, al corazón de Europa, ha conseguido centrar la mirada de todos en Catalunya y el proceso que está viviendo.

Alarmas de posibles tongos se han empezado a oír en las redes al sospechar que la empresa que será la encargada del recuento de votos será Indra, una empresa muy cercana al PP y con participación del gobierno y otras empresas.
Ya en las elecciones del 24 de mayo de 2015 se perdieron algunos votos, y aparecieron otros “fantasmas” en los escrutinios llevados a cabo por esta empresa (El confidencial, 1-06-2015 enlace al final) algo que realmente da que pensar si es la que va a llevar a cabo el “conteo” de votos de las próximas elecciones en Catalunya. Pero no ha sido lo único irregular que resuena en esta empresa, pues este mismo mes de abril del presente aĖo, un nuevo escándalo saltaba a la palestra al conocer la noticia del registro de las dependencias de Indra al sospechar la Guardia Civil el pago de 700.000Ř para financiar de forma ilegal al Partido Popular. (El EspaĖol)

En mi opinión, las elecciones del 21 de diciembre se salen de lo común: han sido convocadas por la fuerza, de forma ilegítima por un gobierno no competente para ello. A demás, debemos contar con posibles candidatos encarcelados por actos políticos, presencia y presión tanto política como policial… Ante esta situación, la única solución que le queda al frente independentista es volver a presentarse como una fuerza común. Da igual si vuelve a llamarse “Junts pel si”, “La Forća de Catalunya” o “Pepito el de los palotes”, Lo importante es no perder la fuerza, la unidad y la visión de país que se ha demostrado hasta ahora.
Hay que contar que el adversario es grande y fuerte, maestro en la manipulación (solo hay que ver y comparar prensa espaĖola con la del resto del mundo) y capaz de usar incluso a discapacitados mentales para aumentar la suma de votos a su favor como ya publicó El País el pasado 15 de octubre de 2014.

Para asegurar la completa imparcialidad y legalidad del proceso, la contabilidad de los votos debe hacerse a través de empresas externas, y si es mas de una, mejor. Los observadores internacionales deberían asegurarse por encima de la normalidad, con un número mayor a lo normal, puesto que la situación es de alto riesgo de manipulación. Debería haber observadores y apoderados en todos los colegios y un sistema de aviso inmediato para que queden en evidencia los posibles tongos o intento de llevarlos a cabo.
Habrá que estar alerta, por que a pesar de que EspaĖa no lo reconozca, son conscientes del carácter plebiscitario que han tomado no solamente para en ente independentista, también para el mundo, y eso hay que agradecerlo una vez mas a la noble e inteligente gestión que el MHP está llevando a cabo, en silencio, cuando a muchos les parece que no trabaja.







Fuentes:
El confidencial. Indra pierde contrato electoral

El Confidencial. Votos fantasma.

El EspaĖol. La GC registra Indra

El Pais. Imputados por llevar a votar a ancianos con demencia