Albert Sabater Pla

Inicio    Biograf’a    Novelas    Art’culos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

S’gueme en la
s redes sociales
  


   









Los MENAS.






6 de julio de 2019


Los problemas de integraci—n de los MENAS (Menores Extranjeros No Acompa–ados) son ya un hecho mas que probado. Las noticias en los que este colectivo est‡ implicado aumentan d’a a d’a: violaciones, agresiones, robos, reyertasÉ

La mala gesti—n de las administraciones sumada al vac’o legal que envuelve a estos reciŽn llegados menores de edad est‡ abocando a que la situaci—n se convierta en una bomba de relojer’a dado su desamparo y riesgo.

Lo cierto es que la suerte de estos j—venes queda bastante en el aire desde el momento en el que deciden entrar de forma ilegal en Espa–a, eludiendo a su antojo las leyes y normas que regulan la inmigraci—n. Es un misterio saber que es lo que en sus pa’ses de origen les cuentan de nuestro pa’s, pero sin duda, que la Generalitat de Catalu–a les conceda un sueldo mensual de 664 euros hasta los 23 a–os, seguramente contribuya a un efecto llamada sin precedentes.

Ciertamente hay que hacer algo con este colectivo, ya que su situaci—n irregular y completamente descontrolada no es lo mas adecuado para ellos. En la mayor’a de los casos, aunque muchos de ellos deben asistir al colegio o el instituto para poder conservar el sueldo ofrecido por el Govern, pululan por las calles sin un futuro o beneficio demasiado claro.

Quiz‡s lo mas acertado sea impedir que vengan a nuestro pa’s de forma desbocada e ilegal, impulsando planes de formaci—n y empleo en sus pa’ses de origen, por que est‡ claro que la situaci—n actual es una olla a presi—n que acabar‡ por explotar tarde o temprano transportando un problema exterior que puede solucionarse en su origen a nuestro territorio, donde su soluci—n es mas compleja.

El tema de la inmigraci—n es complicado y su gesti—n muy enrevesada, aśn mas cuando los puntos de vista son muy distintos y el arranque de tildar a todo el mundo de racista a la orden del d’a.

Esperemos que mas pronto que tarde, se encuentre una soluci—n efectiva para los MENAS antes de que el problema se acabe enquistando o tengamos algo grave que lamentar.