Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto


Sígueme en las redes sociales
  


   




Me han dicho que en Catalunya...





Como ocurre cada vez que aparece un conflicto, los expertos en el tema afloran como las setas. Suelen ser gente que sin conocimiento de causa se atreven a opinar del tema de moda como si hubieran escrito varias tesis, o obtenido algún doctorado que les confiera el conocimiento necesario para opinar como expertos.

Derecho a opinar tenemos todos, faltaría mas, pero para hacer afirmaciones o negaciones categóricas acerca de algo, hay que tener conocimientos y certeza sobre aquello de lo que se habla, si no, se corre el peligro de hacer el ridículo o convertirse, como está de moda ahora, en “cuĖao”.

Ahora el turno le ha tocado a Catalunya ,y es normal, es el tema central de conversación en todas partes, dentro y fuera de la comunidad autónoma en cuestión.
Muchos opinan sobre el conflicto catalán por conocimiento de causa: viven y han sufrido en sus propias carnes aquello que afirman o niegan con mas acierto que torpeza.
Otros, simplemente se dedican a negar o desautorizar todo aquello que tiene que ver con lo catalán de forma sistemática: Si aparece un video que denuncia las carencias que sufren los catalanes, es falso. Si un político catalán denuncia la incompetencia de un ente público espaĖol, está mintiendo. Y así todo.
En cambio, si dan credibilidad a todo aquello que proviene de aquellos que no aprueban el independentismo, todo lo que dicen es completamente cierto.

Lo penoso no es el ridículo que hacen, a pesar de ser aplaudidos por muchos otros que actúan del mismo modo, lo triste es que, consciente o inconscientemente alimentan la gran mentira del estado espaĖol y odio contra Catalunya.
Se llenan la boca con los Pujol, pero se les olvidan los casi mil casos de corrupción de ese país que tanto dicen amar. Enarbolan rojigualdas para usarlas como armas contra el independentismo, pero se les olvida hacerlo contra los desahucios, la corrupción, las leyes que protegen a banqueros frente personas, desigualdad social… Parece que sobre ello nadie tiene un máster, ni dos o tres carreras universitarias sobre el tema, algo que no ocurre con Catalunya donde cualquiera parece tener varios títulos universitarios para opinar sobre aquello que ni viven día a día, ni conocen de primera mano.

Me ha contado un amigo…
Es de una fuente fiable, mi amigo X, que tiene un hermano Mosso…

Un poquito de seriedad, por favor. No levantemos mas odio contra Catalunya. Los catalanes somos personas normales, democráticos. Los independentistas también. Somos demócratas, normales, tenemos nuestras ideas, que son igual de respetables que las de aquellos que no lo son.

Basta de fundamentar odio indiscriminado contra Catalunya. Basta de alimentar informaciones no contrastadas.