Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

Sígueme en la
s redes sociales
  


   









Plan ZEN.






21 de agosto de 2019


La Zona Especial Norte, o plan ZEN fue una estrategia diseĖada por el Ministerio del Interior espaĖol, por el ex ministro José Barrionuevo, con la intención de terminar con el soberanismo, la insurrección y presunta violencia que por aquel entonces se vivía en el País Vasco y Navarra. Corrían los primeros aĖos de la década de los aĖos 80 del pasado siglo, gobernaba el PSOE.
Parte de este plan y la ley antiterrorista  de 1984 fueron llevadas al Tribunal Constitucional quien las declaró, en parte, inconstitucionales.

El Plan ZEN es, en esencia, una guía de guerra psicológica diseĖada por el Think-Tank espaĖol para luchar contra todo aquello que no va en consonancia con su “plan divino”. Antes fue el País Vasco y Navarra y ahora le ha tocado a CataluĖa. En todos los casos, comunidades autónomas con la intención de separarse del reino de EspaĖa y comenzar una andadura en solitario.

Los ardides utilizados para impedir estas pretensiones, incluidas en el plan ZEN, no son nada nuevo. Han sido utilizados a lo largo de la historia para, desde dentro, minar las intenciones de grupos subversivos, y a todo aquel dispuesto a renegar del orden social o moral establecido por un estado, gobierno o dictadura. Fue utilizado en la Alemania NAZI, en la guerra fría con la URSS y en otras contiendas de la antigüedad para ganar mentes, convicciones, o simplemente para destrozar la moral del contrario y así conseguir su submisión.
Para conseguirlo se utiliza la mentira, la manipulación informativa a través de los medios que controla el gobierno, el engaĖo, haciendo pasar por verdaderas informaciones falsas… Cualquier método es adecuado para conseguir que el contrario cambie de opinión acerca de sus propias convicciones.
Algunos de estos “trucos” son mas que evidentes, y lo cierto es que bastante malos para cualquiera que preste un poco de atención.

No es casualidad que en Barcelona se esté hablando de una violencia y delincuencia descontrolada, que al cuerpo de los Mossos dęEsquadra se les mantenga en tareas nimias o que la sentencia del juicio al Procés esté “casualmente” programada para el día 1 de Octubre. Todo ello forma parte de un plan ZEN que pretende aniquilar las pretensiones del soberanismo catalán desde dentro, haciendo creer que una CataluĖa independiente no sería segura (manipulación) que EspaĖa domina a Catalunya en todos sus aspectos, en el caso de la fecha de la sentencia (provocación)
No es casualidad, que partidos políticos que antaĖo defendían a capa y espada  distintas estrategias para la consecución de la independencia, en pocos días defienden todo lo contrario, véanse las ultimas declaraciones del seĖor Joan Tardą o de Gabriel Rufián que ahora recurre al “donde dije digo, digo Diego”

El plan ZEN (Noroeste) es un hecho, y realmente la única estrategia que le queda al gobierno espaĖol para intentar detener el soberanismo, y al parecer lo está consiguiendo: ERC parece que ha abandonado toda intención de luchar por la independencia acudiendo a un referéndum pactado que todo el mundo sabe que no se producirá jamás, mientras el resto de partidos luchan en peleas internas alejándose día a día del objetivo que antes les había unido.  El Think-Tank lo ha conseguido: La sensación de muchos es que los partidos políticos van alejándose poco a poco del objetivo de la independencia mientras la idea de la inseguridad, a razón de la manipulación de la información crece sin tregua.

Recordemos que a este tipo de estrategia también se la conoce como “guerra sucia” por la inmoralidad, innobleza y deslealtad de sus métodos.  Pero como dijo aquel. “En el amor y en la guerra, todo vale”

El soberanismo catalán debe luchar de manera inclemente contra el plan ZEN (Noroeste) para conseguir sus objetivos, para ello deben unirse los partidos apartando sus diferencias y a todos aquellos que no estén dispuestos a sumar, así como desmentir de manera fidedigna todas las mentiras y falsedades publicadas en los medios.  La tarea es complicada, pero no imposible.