Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

Sígueme en la
s redes sociales
  


   









Top Manta, criminalización y pensiones.







El fenómeno del top manta es sin duda un tema de complicada atención que debe abordarse con la mayor delicadeza posible al encuadrar uno de los colectivos mas desfavorecidos de la sociedad: el de los inmigrantes sin papeles.

Por un lado, tenemos los “manteros”, que lamentablemente y debido a su situación administrativa solamente pueden subsistir vendiendo sus productos en plena calle, sin la posibilidad de ser dados de alta como autónomos debido a las políticas de inmigración actuales y por tanto sin cotizar a la Seguridad Social ni beneficiarse de sus servicios como los seguros de desempleo, pensiones de vejez, discapacidad o muerte.

Del otro lado el pequeĖo comercio, exasperado por lo que dicen les produce un enorme perjuicio de desigualdad, puesto que ellos pagan impuestos, cumplen con la normativa en vigor y cotizan a la seguridad social, a demás, participan del rol de la oferta y la demanda con otros comercios, algo que al sector del “top manta” no le afecta, pues sus precios son prácticamente insuperables, producto sin duda de las presiones que sufren de las mafias que los controlan.

Pero ahí no acaba todo, los ataques que reciben los manteros son continuos: insultos, robos, agresiones… y es que parece que contra el eslabón mas débil todo está permitido, ya que lamentablemente, si denuncian muy probablemente sean deportados, hacinados en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) o algo peor.

Lamentablemente, en lugar de intentar solucionar el problema del mas débil para que pueda participar en la partida de la vida en igualdad de condiciones, algunos políticos, la mayoría de comerciantes y gran parte de la sociedad, ha preferido criminalizarlos en lugar de buscar soluciones para que dejen de ser “ilegales”.

A veces, las soluciones son mas fáciles de lo que parece, solo falta voluntad política para llegar a los acuerdos necesarios que solucionen la situación de estos hombres y mujeres que, sin duda alguna, preferirían otra forma legal de ganarse la vida que estar en la calle como diana de insultos, agresiones incomprensión y ahora un paternalismo que algunos políticos usan como argumento y arma electoral.

La solución pasa sin duda por la legalización del sector, hacer realidad el “papeles para todos”, algo que ya se demostró en el pasado que mas que un agravio era algo beneficioso para el conjunto de la sociedad: disminuye la edad de la media cotizante, y aumenta el número de individuos que llenan la bolsa de las pensiones. Una bolsa de pensiones que entre robos bancarios, mala gestión y necedad política, ha quedado completamente vacía.

Hay que concienciar a la sociedad de que el top manta no es el problema en si a los que tantos aluden, pero puede ser la solución al gran problema que tiene EspaĖa con las pensiones.

Criminalizarlos es lo mas fácil, sobretodo para algunos políticos que pretenden usar el tema de la inmigración y el top manta como medio para la obtención de rédito electoral sin comprender realmente ni implicarse en el problema que lo provoca: las mafias, las guerras y la búsqueda de un futuro mejor para todos.